Hoy publicamos esta entrevista con Dominique Perrault, realizada con motivo de la inauguración del Hotel ME de Barcelona, por encargo de la revista Canal Contract. Al contrario de lo que podría pensarse, nos encontramos con un personaje accesible y cordial, lejos de los estereotipos a los que nos tienen acostumbrados algunos personajes de cierta relevancia mediática, también en el mundo de la arquitectura. Texto: Marta Burgués · Fotos: Guillermo Pérez.

Reportaje en revista Canal Contract · Entrevista a Dominique Perrault, arquitecto del Hotel ME de Barcelona
descargar pdf

El texto completo de la entrevista y galería del reportaje fotográfico, tras el salto

Apertura del hotel ME Barcelona, un rascacielos en el 22@
Entrevista Dominique Perrault, arquitecto del hotel

Situado en un impresionante edificio de 120 metros de altura, en una de las zonas en crecimiento de Barcelona, como es el 22@ en Poblenou, Hotel ME acaba de abrir sus puertas y ya es uno de los hoteles más importantes de la ciudad. El arquitecto francés Dominique Perrault, catalogado como una de las figuras más destacadas en la escena arquitectónica contemporánea, es el creador de este gran rascacielos. Conversamos con él, sobre la construcción de los hoteles y su última creación.

¿Cómo ve la arquitectura y el equipamiento de los edificios públicos en España?
El hotel ME es mi primer edificio en España, no sólo en Barcelona. En comparación con otros países creo que el proceso español para construir edificios, como los hoteles, es un poco difícil porque el arquitecto dibuja algo, y la empresa construye otra cosa. No es como por ejemplo en Alemania o el Reino Unido o Italia que es un poco más fácil. En España, tu dibujo es sólo una referencia para construir el edificio. Después debes dibujar y dibujar otra vez para llegar al resultado final, algo único en el mundo. El diseño y la documentación que se presentan al principio son una referencia, pero no significa que el resultado final vaya a ser ése.

¿Por qué cree que existe esta diferencia con otros países?
Creo que se está atravesando una nueva etapa en España. Con nueva arquitectura, nuevos edificios, nuevos programas urbanísticos; es decir, todo es nuevo y muy fructífero. Pero, al estar en este nuevo periodo, existen todavía pocas reglas preestablecidas, porque se carece de experiencia suficiente y, paso a paso, y con la experiencia, las reglas aparecen solas. No es una crítica, simplemente es un hecho, ya que durante los últimos 20 años en España ha habido una fantástica explosión en todos los sentidos y todavía ha de asentarse y mantenerse, que es lo más importante.

Hablamos de su últimos proyecto, el Hotel ME, ¿en qué se inspiró a la hora de crear este gran edifico sabiendo que debía hacerlo en Barcelona?
Todo empezó con una conversación que tuve con el antiguo alcalde, Joan Clos, y la idea era desarrollar un distrito, el 22@, y organizarlo urbanísticamente. Esta torre-hotel esta incluida en la estrategia de la nueva Diagonal, un barrio que está revolucionando Barcelona. Con ello, intentamos crear un espacio y presencia especial con edificios diferentes, interrelacionados con las diferentes calles que confluyen aquí, la Diagonal, Pere IV, etc. La idea es expandir las calles, rompiendo con el tradicional trazado de manzana habitual que existe en toda la ciudad, manteniendo y creando apertura. Además, establecer una cierta perspectiva entre unas y otras partes del distrito, añadiendo fragmentos. El Hotel ME ofrece un skyline especial con un entorno propicio, no sólo para que residan o acudan los habitantes de la ciudad para sus actividades, sino que permanezcan en él.

Hablemos detalladamente del proceso y de los materiales empleados en este proyecto
Mi visión de lo que es arquitectura se ha convertido en realidad con un edificio cubierto de cristal y que consta de dos torres verticales rectangulares de pie, una de ellas sobre el suelo, mientras la otra se apoya en la primera torre y apunta directamente hacia el cielo. La estética de las torres proporciona al ME una energía única, las cuales reflejan la luz y el movimiento de la ciudad durante el día, dándole a la torre una calidad inigualable. Este edificio es fundamentalmente de cristal, tanto por dentro como por fuera. Sólo hay metal en una especie de espina dorsal central del edificio. En cuanto al cristal, algunos de los paneles son transparentes, otros contienen un filtro y otros son opacos, con un espejo integrado. Es un sistema muy eficiente desde el punto de vista de la sostenibilidad por el aislamiento que proporciona. Con este sistema de paneles es posible controlar y manejar todas las diferentes situaciones del edificio: habitaciones, estancias técnicas, escaleras… con tres paneles estándar es posible desarrollar una complejidad, como este edificio.

¿Cómo ha realizado su interiorismo?
Ha sido toda una gran obra de interiorismo, cuidando cada detalle. Por ejemplo, en las habitaciones, la idea es que la piel del edificio, su envoltorio, fuera ligero y transparente. Por ello, he colocado la cama justo de cara hacia la fachada, algo que no es usual en los hoteles, pero que ofrece fantásticas vistas, y una relación entre la persona y la ciudad. Después, tras el huésped, hay una gran ventana en cristal, entre el dormitorio y el baño, y detrás una pared de espejo. Esto dota a la habitación de una gran profundidad y le da amplitud. Es una estrategia eficiente para acercar la sensación y las limitaciones físicas de la arquitectura. De hecho, la arquitectura no tiene nada que ver con el diseño de interiores. No es el equipamiento, no es el color, no es el material. Es sólo un concepto.

Este proyecto incluía en un principio otros edificios que, de momento, no se han realizado, ¿qué perspectivas hay al respecto?
Al otro lado de la calle del hotel hemos construido un edificio de oficinas, que estará acabado en uno o dos meses; y, además, otro edificio, al lado de éste, de carácter residencial, diseñado por Virginia Figueras. Hay otros dos edificios pendientes, pero están ahora mismo parados.

¿Qué proyectos tiene en mente para los próximos años?
Estoy trabajando en el hotel ME de Viena. El proyecto de Austria es un poco diferente al de Barcelona. Es una gran torre del doble de altura que ésta, con lo que será la más alta de Viena. No será sólo un hotel, también habrá oficinas y apartamentos. También estamos realizando proyectos en otros países europeos, como Luxemburgo o Francia. En España, hay un proyecto de un estadio deportivo que quedó parado y puede que se reactive próximamente.

Perfil de Dominique Perrault
Dominique Perrault, nacido en Clermont-Ferrand, Auvernia, en 1953, estudió arquitectura en la Ecole Nationale Supérieure des Beaux Arts de París en 1978. A principios de los 80 crea su propio estudio profesional, trabajando entre 1982 y 1984 en el Atelier Parisien de Urbanisme (APUR). Recibe por sus primeros trabajos varias distinciones regionales, entre ellas el 1er. Prix Architecture Maitres de Ouvrage por la fábrica Someloir en 1984, el Prix spécial du département de Seine-et-Marne y el Prix du Cercle de l Arcade en 1987, y el Prix départemental de architecture contemporaine ESIEE (Seine-et-Marne) en 1988. Desde 1988 es miembro del Consejo de Administración y del Directorio del Institut Francais de Architecture, y miembro del Concejo Científico y Técnico de la Ecole Spéciale de Architecture. En 1992 recibe el Premio Europeo de Arquitectura Industrial, concedido por la Deutsche Messe A G Hannover por su proyecto para el hotel industrial Jean-Baptiste Berlier. Finalmente, en 1993 recibe el Grand Prix National de Architecture.

Perrault es conocido por su limpieza en estructuras únicas y por ganar, en 1997, el codiciado premio Mies van der Rohe de Arquitectura Europea. Su diseño para el ME Barcelona se inspira directamente en la propia ciudad, y rinde homenaje a la historia y el futuro de la capital catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *